CARACTERÍSTICAS:


Cuando hablamos de la nutrición en el anciano, aparecen una serie de factores que son importantes para la alimentación:

  1. El descenso con la edad de las papilas gustativas, con lo que disminuye el placer por la comida. .
  2. Aparece una falta de dentición (pérdida de la dentadura) que nos hace más complicada la masticación, unido a una menor secreción salivar.
  3. Aparecen Trastornos de la digestión, los del tránsito intestinal como el estreñimiento, hasta las gastritis medicamentosas que limitan indudablemente una adecuada digestión.
  4. El metabolismo va siendo cada vez menor, en consecuencia las necesidades van siendo menores.
  5. La influencia de otros males somáticos como el dolor y los psicosomáticos que producen anorexia como la depresión.
  6. También se debe considerar el peso que debe mantenerse en unos valores que se puedan considerar saludables.

Todo esto lleva a pensar que las personas mayores comen menos, y es cierto, sin embargo es incorrecto mantener en nuestros seres mayores una falta de alimentación y una desnutrición latente como sucede, por desgracia, en muchos casos. Por lo tanto, la alimentación del anciano se rige por las siguientes premisas:

  • Cuidado los cambios bruscos en la alimentación por regla general, no los tolera bien, cualquier cambio deberá hacerse con lentitud y por etapas, debe hacerse hincapié en que a los 80 años de edad, las necesidades se encuentra reducidas a la tercera parte en comparación con las necesidades de los adultos jóvenes.
  • La alimentación recomendable no es distinta de la que en realidad hace, solo que hace falta orientarla bajo principios para ordenarla en cantidad, frecuencia, balance y algunas recomendaciones que favorezcan una buena digestión y por ende en una buena nutrición.

Cantidad: Los grandes volúmenes de alimentos, dificultan la digestión, la retrasan y en general impiden que se digieran adecuadamente. Volúmenes reducidos pero de un rico valor nutricional son recomendables.

Frecuencia: En primer término la alimentación se recomienda en salud, hacerse 3 veces al día, y se debe hacer siempre a las mismas horas por los actos condicionados a las secreciones gástricas, que se hacen con o sin alimentos, y deben dejar el tiempo suficiente entre ellos para el vaciamiento gástrico y además un período de reposo.

Un ejemplo de horario ideal son las 8:00 a.m., las 2:00 p.m., y las 8:00 p.m. También puede ser las 9:00 a.m., las 2:00 p.m. y las 7:00 pm.

También se recomienda que no se coma frecuentemente el mismo alimento, esto es, no se debe comer huevo diario, no siempre tiene que ser el jugo de naranja por la mañana, ni el jamón o el pollo todos los días, el no hacerlo nos permite romper la monotonía, que es uno de los grandes vicios de la alimentación en los viejos, y nos permite favorecer el balance en la alimentación.

Balance: es el método que nos permite establecer el equilibrio entre los nutrientes que debemos ingerir y los alimentos en los cuales los encontramos. Por ejemplo la vitamina C la encontramos en el limón, la naranja, la leche y quesos, las proteínas en las carnes, los carbohidratos en los cereales y leguminosas, etc. Esto quiere decir que para recibirlos debemos comerlos todos, distribuyéndolos más o menos en una semana. Si hacemos un intento veremos que podemos comer casi todo sin repetir durante los 7 días.


REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES EN EL ANCIANO


Necesidades energéticas:

  • El aporte energético está en función de la edad, sexo, actividad física y grado de enfermedad asociada.
  • El Gasto Energético Basal disminuye en un 3% por década a partir de los 20 años.
  • La OMS considera que se produce una reducción del 10% por cada década a partir de los 60 años; fundamentalmente debido a la pérdida de masa muscular y disminución de la actividad física.

Necesidades proteicas:


  • Deben constituir el 10-20% de las calorías totales. Se recomiendan cifras entre 0.8-1.1 g/kg./día.
  • El 50% deben ser aportadas en forma de proteína de origen animal (carnes, pescados ó huevos). Con frecuencia los ancianos tienen poca apetencia por este grupo de alimentos; por lo que se aconseja buscar alternativas y adaptarse a las posibilidades de cada individuo para poder conseguir este aporte mínimo recomendado.

Necesidades de grasa:

  • Se recomienda un aporte de 30-35% de la energía total de la dieta.
  • Se aconseja un consumo moderado de colesterol y especialmente el consumo de aceite de oliva.
  • No hay que abusar de las dietas ricas en grasa animales con alto contenido de ácidos grasos saturados y colesterol, por su relación directa sobre la aparición de arteriosclerosis.
  • Hasta la década de los 50-60 años se elevan los niveles de colesterol en sangre y disminuyen a partir de esta edad.

Necesidades de Hidratos de Carbono:


  • El 50-55 % de las calorías totales han de ser en forma de hidratos de carbono.
  • Con la edad aumenta la prevalencia de Diabetes Mellitus. El elevado nivel de glucosa en sangre en personas ancianas se asocia a un mayor deterioro funcional y a una limitación en las actividades de la vida diaria. En el anciano diabético, se tiende a disminuir este aporte dando preferencia al consumo de Hidratos de Carbono complejos ó polisacáridos, representados principalmente por el almidón de los cereales, pan, pastas, patatas ó legumbres.

Se recomienda un aporte de fibra de 20-30 g/día

Se recomienda un aporte de fibra de 20-30 g/día.

Necesidades de vitaminas y minerales:

  • La población anciana suele tener carencia de estas sustancias debido al menor consumo de determinados alimentos. Los procesos metabólicos del envejecimiento, el consumo de muchos medicamentos y la asociación de enfermedades agudas ó crónicas, hacen que sus necesidades estén aumentadas.
  • Con la edad la absorción de Calcio va disminuyendo en relación con la menor secreción ácida gástrica y los niveles más bajos de Vit D, por una menor secreción a nivel de la piel. La falta de ejercicio y la menopausia favorecen la pérdida de masa ósea.
  • El déficit de Hierro es un problema frecuente en el anciano, sobre todo asociado al consumo prolongado de antiácidos y antiinflamatorios.
  • Determinadas carencias vitamínicas se han relacionado con enfermedades del Sistema Nervioso. La administración en dosissuficientes de Vit E, Vit C, Vit B1, Vit B12, Acido Fólico podría beneficiar el curso de este tipo de enfermedades.

Necesidades de Agua:


  • La importancia del agua aumenta con la edad. Es necesaria para evitar la deshidratación, y además se puede aliviar el estreñimiento que en estas edades también aparece frecuentemente. Las recomendaciones generales son las de tomar 1,5 litros al día, además de la contenida en los alimentos. Puede ser en forma pura o en forma de bebidas atractivas como caldos, zumos, sopas, etc.

- Café y té pueden tomarse con moderación y el alcohol debe limitarse a las cantidades que siempre se recomiendan, (vasito de vino en cada comida).

- Además se debe llevar una vida ordenada con ejercicio físico (pasear una hora al día), no fumar y procurar evitar las preocupaciones

ALTERNATIVAS AL TRATAMIENTO NUTRICIONAL EN LOS ANCIANOS

  • Es de gran importancia adecuar la alimentación a cada individuo, asegurando un aporte energético suficiente, diseñando platos que con poca cantidad contengan un alto contenido en nutrientes. Valorar las preferencias alimentarias y elegir alimentos de consistencia que faciliten la masticación y la manipulación con las manos ó con un solo cubierto (si existen alteraciones motoras). Establecer un entorno favorable y un tiempo suficiente para las distintas tomas

  • Recurrir a suplementos energéticos, proteicos y/ó esenciales ante una ingesta inadecuada de otros nutrientes, como apoyo a la alimentación oral.

  • Si existe una alteración severa en la capacidad de masticación y deglución de los alimentos (líquidos y/ó sólidos) se modificará su consistencia y si aún así, la incapacidad para la ingesta oral es absoluta, se instaurará Nutrición Enteral a través de sondas utilizando diferentes vías de acceso.

BIBLIOGRAFÍA:

RESPYN revista Salud Pública y Nutrición. (2003). Alimentación durante la vejez. [Documento en línea]. Disponible: http://www.respyn.uanl.mx/especiales/ee-5-2003/ponencias_precongreso/03-precongreso.htm [Consulta: 2007, Oct 28].

Sociedad española de Dietética y ciencias de la alimentación. Nutrición en el anciano. [Documento en línea]. Disponible: http://www.sedca.es/para_saber_mas/dietoterapia_anciano.htm [Consulta: 2007, Oct 28].